Los toros son grandiosos como la superficie del sol

y aunque los matan para las rancias multitudes, es el toro quien atiza el fuego, y aunque hay toros cobardes tanto como toreros y hombres cobardes, generalmente el toro se mantiene puro y muere inmaculado

sin ser tocado por símbolos y élites o falsos amores, y cuando lo sacan arrastrado nada ha muerto

y el hedor final es el mundo

Charles Bukowsky: La superficie del sol

 

Desde una Cannon he visto los cráteres de la luna Una Cannon que no tendré hasta romper la orilla cuando tenga una mano dura una piel de escamas  o una casa con respiraderos por donde dejar escapar la envidia.

He visto la imagen de la luna engrandecerse

Me pareció fría, antiestética, como un cementerio sin ángeles de yeso  o lápidas llenas de mensajes pobres

A mi madre querida

(Que nunca le traigo flores)

Prefiero las instantáneas de Takayuni Maekawa* osos, águilas, monos la vista del aparcamiento de automóviles, donde se enfría la sangre de un marine a punto de suicidarse.

El destino de la carta de un preso político

PERSONAL E INTRANSFERIBLE que odia los monumentos y las chapas de mármol,  pero aún así, ha escogido ser héroe.

 

Asoma la cuenca de su único ojo. El iris tembloroso y delgado como un sable como una tenia como un flagelo

Desprende un hectolitro de sangre mambisa, contaminada por el veneno de un raíl sobre el polvo de Nagasaki.

 

He visto la luna deshacerse sobre un charco de leche  ¿De vaca?

Bajo el cielo tímido que sobrevuela la basura mental de mis contemporáneos

Bípeda

Elísea

Gélida como el viento que trae el Alzheimer

 

Me queda la duda. La humilde duda sobre la letanía que significa la evolución humana.

Un héroe no es un ser humano común

Un hombre puede ir a la luna Un héroe no.

Pura misoginia.

El mundo cojea hacia el futuro

Y los héroes siguen silenciosos tras el recuerdo de las balas diezmados por el efecto del terrorismo nuclear.

 

Del culto a la religión se precipita el asesinato en masa

Es la única razón posible para explicarse la hecatombe, antes de poder superar la enfermedad neurológica

de, d-e-s-e-a-r que suceda.

 

Crecer o morir

Eso es todo

Elegir un trozo de luna para ir a descansar allí.

Sin lápidas

Sin flores

Sin la repugnante verborrea de la familia junto al mármol

 

La luna es la tumba de los héroes Es el olvido.

La miseria de la calle vacía. La foto de Maekawa  donde un águila sobrevuela el Ártico.

Un cofre para guardar  el expediente épico de mi abuelo con grados de capitán y un machete oculto todavía debajo de la cama

 

* Takayuki Maekawa es un célebre fotógrafo que ha sido galardonado con el primer premio en el certamen de fotografía “National Geographic Nikkei”. Desde el año 2000 ha viajado por todo el mundo para capturar la vida silvestre con una mirada sumamente personal, adaptándose a las condiciones climáticas extremas para fotografiar osos, águilas, monos, elefantes o leones.

 

Este poema pertenece al libro de poesía “Arar la sombra”, de la editorial Neo CLub Press Miami

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario