22 C
Habana, CU
lunes, diciembre 11, 2017
rain-122691_1280

Dicen los más viejos de este mundo que el primer aguacero de Mayo se lleva todo lo malo, hace renacer semillas y la suerte te sonríe. Los más crédulos aseguran que si te mojas con esa primera agua, creces.

La idea fundamental por la que nace Lluvia de Mayo es poder hablar y expresarnos en un medio plural donde comulguen todas las corrientes del pensamiento humano. No queremos ser los portadores de la verdad absoluta, pues está demostrado que ésta es relativa.

No aspiramos a solucionar los problemas de nuestra Cuba, pero sí abogamos por la diversidad de enfoques y estilos, por la democracia, por la educación que no es lo mismo que la instrucción, y por el buen gusto estético para aspirar a ser mejores seres humanos cada mañana.

Todas las manifestaciones comunicacionales confluirán en este blog, para llevar con nuestras palabras el sentido informativo y orientador que requieren estos tiempos. Todos los puntos de vista e interpretaciones del plano real son necesarios para mantener nuestras raíces, nuestra memoria colectiva e idiosincrasia.

Es por ello, que desde nuestras palabras andaremos juntos. Esta es la manera que tenemos para llevar a nuestros lectores la frescura de lo genuino: con crónicas, crítica social, buena música, documentales, artículos de opinión, debates. Todo esto para limpiar el sendero que nos espera, aprender a respetarnos los unos a los otros, e intentar visualizar un mundo donde los sueños y las utopías no vuelvan a dañar a otros jamás.

Esto es Lluvia de Mayo, aquí estaremos con ustedes.

 


 

gretther-yedra

Gretther Yedra

He sido vagabunda de las dos orillas. Irreverente redomada. A ratos pacífica, dulce, a ratos ácida, fría, escéptica. Los libros salvaron mi vida. Vivo con Martí en mi bolsillo. Es por él que quiero cambiar mi Patria, y eso no es locura ni utopía: se llama justicia. Yo quiero lo justo y lo noble: lo esencial es invisible a los ojos.