Lo siento por ustedes pero es odio

no otra cosa

Es odio por el sol

los goles en contra

las lentejas

los que dictan

las mariposas.

Es un odio detestable y sucio

Por los que esperan

los que no quieren ver

las balsas

La frontera.

 

A veces ese odio desaparece

cuando mis dedos se humedecen entre las piernas

de la mujer que ahora miro

desaparece

cuando sin desperdiciar nada

mi lengua saborea los jugos de ese espacio caliente

que voy a penetrar con toda mi enormidad

que voy a penetrar despacio

con ganas.

Y todo para olvidarme del odio

que siento cuando escucho aquella canción

que no cito por vergüenza

o porque pierdo mi erección si me desconcentro

o simplemente

no la cito porque la revolución sí lo hace

y yo estoy bravo con ella.

 

Comenta en Facebook
Artículo anteriorVirgilio en la Ciudad Celeste
Artículo siguienteEl Martí que tengo por padre
Poeta, fotógrafo y narrador. Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardozo, de la Habana. Tiene un posgrado de literatura “La literatura cubana del siglo 21” organizado por el centro Alejo Carpentier y el Centro de Literatura y lingüística. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Graduado del 1 curso de fotografía integral de la Escuela de Fotografía Creativa de la Habana (EFCH). Co-director del Making Off de la película “Casting”, del cineasta Eduardo del Llano. Ha participado en más de una docena de exposiciones colectivas fotográficas dentro y fuera del país. Delegado a la Asamblea Provincial del 2do Congreso de la Asociación Hermanos Saíz.

Deja un comentario