Idalberto Valdés y su hermano Claudio fueron de esos genios oscuros que, dentro de Cuba eran casi desconocidos. En el salón Fresa y Chocolate los descubrió Pablo Milanés, y los presentó a Paco de Lucía. Pablo les propuso grabar con él. Por divergencias políticas, Claudio Valdés rechazó el ofrecimiento y, con su negativa, tronchó la posibilidad de hacer público el trabajo musical del ensemble. Luego sobrevino la acusación por contrarrevolución, que culminó con la existencia del dúo. Ambos cumplieron sentencia y Claudio murió en la cárcel. Veamos este pequeño documental sobre la vida de tan grande artista.

 

 

Tomado del sitio: Cubanet

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario