Estos grandes músicos -humildes dentro de su grandeza- geniales en este tiempo que les tocó vivir, escribieron Isla y en ella plasmaron el más profundo amor por su tierra, la Cuba de todos. Estos poetas que se ocultan bajo el disfraz de “ser músicos”, son mis amigos, y me siento orgullosa de tenerlos. Me regalaron esta canción cuando regresé a mi patria, aquí se las dejo para que la disfruten. Isla, de Lien y Rey.

 

 Isla, ¿qué ha pasado contigo?

¿Quién cambió la primavera?

¿Quién te cerró la puerta?       

Dejándote sola cual navío

 

Isla, han cambiado tus vestidos

Han confundido la decencia

Han traficado tu inocencia

Se han cagado en la igualdad y en los míos

 

Isla, hay que dejar quietos los recuerdos

El pasado nos abraza

Pero aquí se necesitan

Nuevos brazos abriendo sueños

 

Isla, han contaminado tu elegancia

Si pudiera yo arrancarte

Tanta fiebre contenida

Y esta mala costumbre de la nada por la nada

 

Isla, basta ya de viejas soluciones

Del que va y no regresa

De la sociedad perfecta

Sobredosis del hombre sin el hombre

 

Isla, tengo miedo de tus hijos

Del mañana que no llega

Miedo de lo que no se espera

Y de los hijos de tus hijos

 

 

Comenta en Facebook
Artículo anteriorLa deuda con el fuego: Mi Maestra Graciela
Artículo siguienteRéquiem por mi Habana
El sentido de este espacio es marcar la diferencia, pero ante todo, respetarlas. Queremos que en estos tiempos convulsos y agrios, la palabra fructifique y se expanda. Alguien muy sabio dijo una vez que aquellos que tienen el privilegio de saber tienen la obligación de actuar. Es lo que hoy le pedimos a todo aquel que desee colaborar con Lluvia de Mayo: que si saben y pueden, actúen desde su palabra, su testimonio, su saber. Al fin y al cabo “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, pueden cambiar el mundo”. Bienvenidos todos a Lluvia De Mayo. Siéntanse libres de escribir, opinar, disentir y debatir sin miedo a la censura. Siempre que prime el respeto, la cultura del debate y la paciencia, pueden hacer de este sitio su hogar.

Deja un comentario