Una sombra sobre las aguas del Sena es una imagen fácil de retener en el papel callado… P. Celan

 

Baldía, la calle espera que un pez vuele sobre los techos  y el alumbrado público.

Una cinta color púrpura entre el chisme y los zapatos rotos. Las cenizas de un muerto mezcladas con mierda y cigarrillos La paz de las cazuelas.

Un tornado arremete contra el pavimento El sudor de un negro racista

que huele a Hugo Boss o Chanel IV, se siente menos Pero se siente

La calle sostiene el mundo

A menudo, muy a menudo, el mundo es una higuera.

Un arroyuelo que apesta

La sombra de un remo sobre el cuerpo que flota desnudo

Es el hedor

La sal

Lo verde

El púrpura Lo ajeno.

Un hombre muere en plena calle como ha podido morir alguna vez un perro El pez vuela, arremete contra el alumbrado público y cuelga allí, el zapato  roto  y la cazuela.

 

 

Este poema da nombre al libro de poesía “Arar la sombra”, publicado recientemente por la editorial Neo CLub Press Miami.

Comenta en Facebook

Deja un comentario